Dramaturgia de Antonio Sansano y César Barló a partir de Fuente Ovejuna, de Lope de Vega (1618). Dirección: César Barló. Espacio: Daniel Ruiz, Jacobo García. Vestuario: Juan Antonio Bello. Producción: AlmaViva Teatro. Elenco: Juan Carlos Arráez, Alberto Gómez, Iria Márquez, Luna Paredes y Sergio Torres.

A lo largo de los siglos, Fuente Ovejuna ha sido objeto de infinidad de montajes, algunos de los cuales tomaron el texto de Lope como buscapié para la reflexión política, adaptándolo a sus circunstancias más inmediatas –recordemos la emblemática en clave revolucionaria llevada en la Rusia de 1919 o la que acometió Lorca como director de La Barraca en 1935–. En esta ocasión, la compañía AlmaViva Teatro, vieja conocida de algunas de las piezas más áridas del Fénix, regresa a las tablas con Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia: una compleja revisión de este tótem de nuestro teatro áureo que tiende puentes entre el siglo xvii y el xxi.

Antonio Sansano y César Barló han apostado por una dramaturgia intertextual donde el diálogo entre el texto lopesco y otros contemporáneos de muy diversa procedencia interpelan directamente al público no sólo sobre su propio estatus como espectadores sino, sobre todo, como ciudadanos. Y es que aquella Fuente Ovejuna del Seiscientos, donde una plúmbea atmósfera de violencia sometía la vida de sus habitantes, no dista mucho de la sociedades actuales, en las que la violencia latente preside, en muchas ocasiones, hasta los actos más cotidianos.

Escénicamente, el montaje es fruto de una exhaustiva labor de investigación que parte del propio cuerpo de los actores, quienes llevan a cabo un muy exigente trabajo físico volcado en una proxemia cargada de simbolismo. A través de la cruda representación de los excesos del Comendador en escena se pretende violentar al espectador para que, no ya en la “asamblea” en la que llega a convertirse el espacio escénico sino fuera del teatro, en el marco de su vida diaria, el mensaje que AlmaViva pretende transmitir a partir de Lope consiga trascender: la rebelión y la denuncia pública de los tiranos y de todos aquellos –las más de las veces nosotros mismos– que, con su silencio y claudicación, contribuyen a perpetuar sus abusos.

Por tanto, Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia encaja a la perfección dentro de la trayectoria de la compañía que, además de abogar por la reivindicación de textos preteridos de nuestro teatro, intenta situarlos en un circunstante contemporáneo que los justifique plenamente como lo que son: clásicos atemporales. Así, Los comendadores de Córdoba (2007) se planteaba desde el prisma de la violencia de género mientras que la puesta en escena de El Hamete de Toledo (2009) incidía sobre los problemas de aceptación y convivencia que surgen en muchos lugares como consecuencia de la inmigración.

Además de la investigación textual y escénica que se concitan en la propuesta de AlmaViva, ha resultado capital para el montaje la experimentación con el espacio. La “asamblea” a la que aludíamos anteriormente –generada por el propio texto– encuentra una respuesta escenográfica no exclusivamente en la disposición de actores y público sino también en la elección del ámbito de representación: en este caso, una vieja corrala de Aranjuez. De este modo, la compañía emprende una labor de recuperación de espacios genuinamente teatrales al tiempo que los rehabilita urbanísticamente a través del teatro. La corrala permite, además, una mayor cercanía con los espectadores, ahondando de este modo en la veta más social de la obra.

Así pues, merced al cuidado y coherencia de todos los elementos que intervienen en el hecho dramático, podemos afirmar que la de AlmaViva constituye una apuesta total e íntegra por el arte comprometido, utilizando uno de nuestros recursos culturales más valiosos: el teatro áureo.

Marta Olivas

[Tras su estreno en la Corrala de la calle Montesinos en Aranjuez, Fuente Ovejuna. Ensayo desde la violencia estuvo presente en la sala Nave 73, dentro del marco del f estival de Teatro Clásico de Madrid y se reestrenará el próximo 13 y 14 de septiembre en la Sala Mirador de la misma ciudad.]

 

Escribe tu comentario

Debes registrarte para enviar un comentario.