Alicia Álvarez Sellers, Del texto a la iconografía. Aproximación al documento teatral del siglo XVII, Valencia, Universitat de València, 2008. 415 pp.

Este es un libro que marca un antes y un después en el estudio de la documentación teatral en el Siglo de Oro español. Producto de la Tesis Doctoral de Alicia Álvarez (dirigida en su momento por Evangelina Rodríguez), es un amplio y apasionante ensayo sobre la teoría iconográfica aplicada al estudio del teatro, con una profunda reflexión metodológica y con el análisis de los pocos documentos originales que se han conservado para reconstruir la imagen de la representación del espectáculo o los retratos de actores del siglo XVII, todos ellos aspectos hasta ahora clamorosamente postergado en la historia del teatro español: una propuesta se ofrece como un territorio abierto a lo inédito de una perspectiva y, sin duda, al debate.

Escribía el historiador del arte Ernest H. Gombrich que el primer paso de toda interpretación estriba en determinar en qué genero cabe encuadrar una obra o una imagen dada de géneros diferentes, o de artes distintas, por más que les asistan fuentes comunes y estructuras o ideas afines. Estas palabras expresan con meridiana claridad el riesgo que se ha asumido en este libro y su brillante resultado. Su autora se ha enfrentado a ello con solvencia, mostrando el compromiso filológico de la interdisciplinariedad. Ha tenido que definir un objeto de estudio, construir a pie de obra el método, dar verosimilitud a unos objetivos, rozar constantemente fronteras epistemológicas. La perezosa memoria teórica con la que se ha construido, hasta tiempos muy recientes, la manera de enfrentarse a la historia del teatro español (incluida la del Siglo de Oro) ha impedido tener en cuenta aquello que el gran maestro italiano Fabrizio Cruciani estableció hace tiempo: que el teatro, lejos de ser un mero objeto de estudio, es un campo de indagación constante porque asume situaciones y lenguajes expresivos que no necesariamente se alojan en la exclusiva memoria teatral (pero que la constituyen): instancia representativa y liturgia, ideología y sociedad, literatura y figuración; y que al ser memoria, y por tanto historia, implica una coherente erudición para explorarlas y reconstruirlas. Por eso se ha tenido que hacer el esfuerzo de realizar una evaluación ideológica de distintos tipos de documentos y, finalmente, aplicarles con admirable puntillismo el análisis filológico en su sentido más ambicioso.

De este modo los investigadores del teatro de los llamados Siglos de Oro en España ya no pueden eludir, en sus planteamientos gnoseológicos, el contar con este material y con este modelo de análisis para contribuir, de verdad, a su historiografía. Habrá que contar desde ahora con el escrupuloso estudio de la serie de cuatro pinturas inéditas pertenecientes al Patrimonio Nacional representando escenas de la commedia dell’arte (ejemplo casi único en nuestro país) y sus correspondencias con la rica tradición europea de representaciones, pinturas y grabados, de este género. Y con la colación de fuentes y referencias iconográficas que revela en el manuscrito de Reyes Messía de la Cerda de 1594 respecto a la enorme tradición visual implícita en la dramaturgia del auto sacramental. Y con una de las primeras reflexiones serias (no meramente accidentales o anecdóticas) sobre la escasísima tradición del género retrato entre los actores españoles, que convierten así los atribuidos a Mª Inés Calderón, La Calderona o el Pablos de Valladolid de Velázquez en modelos de aplicación y observación. Si algún día, como es de desear, nuestra concepción de la historia teatral logra tomar como brújula la síntesis imprescindible de la palabra y la imagen, en su origen estará, sin duda, la investigación pionera de Alicia Álvarez Sellers. Será posible entonces que las imágenes de la representación o de las representaciones de la representación materialicen entre nosotros, no sólo como eventualidad pedagógica en la enseñanza del teatro sino como ineludible objeto de investigación, el proyecto que, por ejemplo, dirigen los profesores Cesare Molinari y Renzo Guardenti (del Instituto del Espectáculo de Florencia) Dionysos. Un repertorio di iconografía teatrale. L’iconografie come fonte della storia del teatro.

No ha sido fácil para un trabajo de esta envergadura (adaptado incluso a los límites lógicos de espacio) encontrar el cauce editorial que merecía. La investigación universitaria, e incluso más la teatral, topa con la renuencia de las empresas editoriales al riesgo del mercado. La divulgación de sus resultados se ha convertido en una de las tareas que también corresponde a los propios investigadores. De ahí que sea necesario recordar que el libro se enmarca en la colección Parnaseo que, en colaboración con la Universitat de València, dirigen y sostienen el equipo de profesores que, en el Departamento de Filología Española, desarrollan este ambicioso portal de estudios de literatura y teatro.

En un bello pasaje del Persiles se cuenta el caso de un rico y curioso clérigo dedicado a preparar un museo, “el más extraordinario que había en el mundo, porque no tenía figuras de personas que efectivamente hubiesen ni entonces lo fueran, sino unas tablas preparadas para pintarse en ellas los personajes ilustres que estaban por venir”. Aunque sólo sea por la analogías iconográficas, el texto de Miguel de Cervantes nos permite reafirmar el valor de un libro que inaugura de algún modo un museo del porvenir que alienta la esperanza de otros futuros trabajos, tablas, imágenes ya imposibles de concebir o de llenar sin el que ahora sale a la luz de Alicia Álvarez.

E.R.C

 

Escribe tu comentario

Debes registrarte para enviar un comentario.