* Este trabajo ha sido realizado con la ayuda de una beca de Formación de Profesorado Universitario otorgada por el Ministerio de Educación y Ciencia (AP2003-0521).

1. Sus orígenes se remontan posiblemente al desarrollo de la última de las diez cuestiones (o kephálaia) a las que se debía dar respuesta en los didaskaliká de los comentaristas griegos de Aristóteles: "¿Cuántos ítems y de qué tipo se deben considerar en la introducción de cada obra de Aristóteles, y por qué razón?". Las otras cuestiones, según el testimonio de Simplicio (fl. ca. 500), eran las siguientes: (1) número y nombres de las sectas filosóficas; (2) división de las obras de Aristóteles; (3) ¿con qué obras se debe empezar el estudio de Aristóteles?; (4) ¿cuál el propósito de la filosofía de Aristóteles?; (5) ¿qué nos ayudará a alcanzar este propósito?; (6) ¿cuál es el carácter de las obras de Aristóteles?; (7) ¿por qué Aristóteles eligió ser oscuro en su exposición?; (8) ¿Cuál sería la actitud apropiada de un comentarista de Aristóteles?; (9) ¿qué actitud debe adoptar el lector de Aristóteles? (Quain 1945: 247–249).

2. El estudio básico sobre los orígenes, la evolución y el desarrollo en las diferentes disciplinas del accessus lo constituye el extraordinario artículo de Quain (1945); Hunt ( 1980 [= 1948]) lleva a cabo una clasificación de los diferentes tipos de introductiones, tanto a las artes como a los auctores, posteriormente desarrollada por Minnis (1988 2: 9–72); véanse también Huygens 1954 y Silvestre 1957; comentarios útiles en Häring (1982: 185–190) y en Olmedilla (1999: 708–714).

3. Sobre Conrado de Hirsau y su Dialogus, véanse Huygens 1954, Whitbread 1972, Minnis 1991: 37–64 e Illiette 1999; edición del texto en Huygens 1970, a cuyas páginas y líneas remiten todas las citas de la obra en este trabajo; todas las traducciones del texto latino (cuya puntuación modifico en ocasiones) son mías.

4. Véase Minnis 1988 2: 25–26. Para Conrado, las ramas de la filosofía son tres: lógica, física y ética, como explica al final de la obra (Huygens 1970: 131, ll. 1844–1850): "(M) In tres partes philosophia distinguitur: in logicam quae rationalis dicitur, in phisicam quae naturalis dicitur, in ethicam quae moralis dicitur. De phisica quadruvium habes, arihmeticam, geometriam, musicam, astronomiam; de logica trivium, rethoricam, dialecticam, grammaticam; de ethica: iustitiam, prudentiam, fortitudinem, temperantiam; haec enim de moribus tractat [...]" ("[Maestro] La filosofía se divide en tres partes: en la lógica, llamada racional, en la física, llamada natural, y en la ética, llamada moral. El quadrivium versa sobre la física: aritmética, geometría, música y astronomía; el trivium sobre la lógica: retórica, dialéctica y gramática; la ética de la justicia, la prudencia, la fortaleza y la templanza; ésta trata sobre las costumbres").

5. Según Conrado y según otros muchos comentaristas, en el extendido tópico de la imitación de autores anteriores (Huygens 1970: 78, ll. 210–215): "Denique plurimi poetarum poetas precedentes in carmine suo secuti sunt, ut Terentius Menandrum, Oratius Lucilium, Salustius Livium, Boetius de Consolatione Martianum, Statius Virgilium in Eneide, Theodolus eundem in Bucolicis; sic et in ecclesiasticis auctoribus multi alios secuti sunt» («Por último, muchos poetas han seguido en sus obras a los poetas precedentes, como Terencio a Menandro, Horacio a Lucilio, Salustio a Livio, Boecio en su Consolación a Marciano, Estacio a Virgilio en su Eneida, Teodulo a éste en sus Bucólicas; e igualmente muchos de los autores eclesiásticos también siguen a otros"); encontramos prácticamente las mismas palabras en la probable fuente de Conrado para éste y otros pasajes, Bernardo de Utrecht (Huygens 1970: 64–65).

6. Huygens 1970: 130, ll. 1820–1839; para el locus classicus de la spoliatio Aegyptorum, véase Quain 1945: 223–224; para la concepción de los clásicos de Conrado de Hirsau, véase Minnis 1991: 37–39.

7. Puntúo y acentúo según el uso actual, mantengo las grafías del manuscrito -excepto en los casos de i–j y u–v, en que reservo i e u para el valor vocálico e y y v para el consonántico- y desarrollo las abreviaturas (transcribo el signo tironiano como e excepto ante e, en cuyo caso transcribo y); los corchetes señalan texto añadido y los paréntesis triangulares texto omitido. El manuscrito está mutilado en su parte superior; señalo con "[...]" las partes ilegibles. Estos mismos criterios se aplican en los demás textos transcritos más adelante.

8. Una importante variante aparece en el otro manuscrito de esta versión: "Boeçio tomó en este libro una manera que dizen discordia en griego" (RAE V–6–75, f. 1ra).

9. La Consolatio se acompaña en el manuscrito RAE V–6–75 del Libro de los buenos proverbios, y en el códice facticio BNM 17814 aparece encuadernada junto a Los doze trabajos de Hércules de Enrique de Villena, la Introduçión que faze Plutarco a la disputaçión de la nobleza por él compuesta de Gayo Flaminio e Publio Cornel Sçipión, el Libro de los buenos proverbios y la Exposición del salmo "Quoniam videbo" de Enrique de Villena.

10. Simplifico aquí y en lo sucesivo la amplia y problemática transmisión de esta versión; remito solamente a Riera i Sans 1984, Ziino 1998 y Keightley 1987: 175–181; para los modelos empleados, véanse González Rolán–Saquero Suárez–Somonte 1992 y Olmedilla 1992.