Otro romance.

Durmiendo estaba el cuydado
porque el pesar le adormecía
el dolor del corazón
sus tristes ojos había
si triste estaba velando
durmiendo más mal tenía
con sospiros y llorando
su grave passión decía.
Di muerte por qué no vienes
y sanas la pena mía
darás fin a mí esperanza
y a mi deseo alegría
que la vida que no vive
morir mejor le sería.

Fin