Introducción

 

Editada por primera vez en 1524, la Farsa del Mundo y moral es una obra dramática de género pastoril, compuesta por el soriano, Fernán López de Yanguas (¿1487-1540/50?) a la atención de la condesa de Aguilar, doña Juana de Zúñiga, fallecida unos años antes, en 1519. A esta primera edición siguen dos más, cuya existencia sólo apunto por no ser mi propósito comparar la presente trascripción con aquéllas. Una de ellas, guardada hoy día en la Biblioteca Nacional de Madrid, fue editada en 1528 y, excepto la portada, coincide perfectamente con la primera edición. En la portada de la obra editada en 1528, la segunda parte del título es reemplazado así : La cual declara cómo el mundo / con sus cautelas engaña a cada uno / de nosotros. / Y en fin relata la / Assumpción de Nuestra Señora. / Año 1528. En esta portada también se añade dos grabados, ausentes en la edición de 1524. En la parte superior, se representa la bola del Mundo, rematada por una cruz, y en la parte inferior, se representa la Asunción de la Virgen, sostenida por cuatro ángeles. Otra edición que, asimismo, coincide con la primera, es la fechada en el año 1551, y cuyo ejemplar se conserva en la Biblioteca Real de Munich. (Véase BARRERA y LEIRADO : Catálogo bibliográfico y biográfico del teatro antiguo español, Editorial Gredos, Madrid, 1860)

La farsa que trascribo en estas páginas, la editada en 1524, consta de diez y seis hojas, llenas recto-verso, como prueba la numeración transcrita igualmente. Escrita con letra gótica, la Farsa del Mundo y moral se compone de 107 coplas de arte mayor (estrofas de ocho versos, dodecasílabos), cerrándose con un villancico cantado por los tres protagonistas restantes : la Fe, el Ermitaño y Apetito.

Desde el punto de vista lingüístico, cabe notar unas características propias del soriano y de su época, como la interjección "hao", el sintagma afirmativo-exclamativo "mi fe" (véase los correspondientes pasajes en el índice de notas), o los juramentos con nombres de santos, ficticios o deformados por eufemismo : "san Pego", "san Polo", etc. También, encontramos con frecuencia el uso de las expresiones "soncas" o "a hotas" (véase los correspondientes pasajes en el índice de notas). Otro rasgo característico de Yanguas es el uso del prefijo "re-", que indica la repetición de la acción o del estado, como "reperplexo", "repromettó" o "remira".

Al nivel gramatical, cabe notar la falta de la preposición "a" que introduce el complemento directo personal ("[he] enlabiado aqueste pastor"). En cuanto al verbo, se encuentran formas verbales, hoy desaparecidas, como el presente del indicativo del verbo dar ("do", del latín do, dare). También muy frecuente es el uso de la forma "quies", alternando con "quieres". En aquella época, los verbos se conjugaban de otra forma, particularmente, los futuros ("ternás"), los condicionales ("ternía"), y los imperativos ("tomá")

La Farsa del Mundo y moral se abre con un soliloquio del pastor Apetito, que busca amo a quien servir, hasta que aparece el Mundo. Éste trata de inspirarle confianza, mediante una serie de promesas, para que entre a su servicio. Apetito reflexiona en un nuevo monólogo, antes de aceptar el negocio propuesto por el Mundo, quien, para celebrar el evento, le ofrece a su hermana Venus en matrimonio. Mientras se vanagloria el Mundo de cómo ha engañado a Apetito, este último se va a ataviarse para el casamiento. En el camino se encuentra con un ermitaño a quien cuenta su fortuna. Pero, conociendo los engaños del Mundo, el Ermitaño intenta convencer a Apetito de la trampa en que cayó. Tras una resistencia, Apetito se deja convencer, e incluso reclama su ayuda. Entonces, el ermitaño invoca a la Fe, quien aconseja despreciar al Mundo y desconfiar de sus promesas. Así lo hace Apetito, saliendo triunfador, mientras el Mundo queda humillado. Finalmente, a requerimiento del ermitaño, la Fe relata detalladamente la fiesta a la que asistió, aquel mismo día, en el cielo, con motivo de la Asunción de la Virgen.

 

Nota Previa

Con el fin de facilitar la lectura del texto, he introducido las siguientes modificaciones :

- regularizo el uso de mayúscula y minúscula con criterios actuales

- modernizo asimismo la puntuación, pero sin dejar de transcribir las barras que señalan las cesuras de cada dodecasílabos y que ponen de relieve las rimas internas

- añado los acentos ortográficos según las normas hoy vigentes

- normalizo la separación de las palabras, señalando, mediante un apóstrofo, la ausencia de una vocal (qu´él, n´os), a veces, de una "h" (des´ora), o, incluso de una consonante (qui´os)

- desarrollo las abreviaturas de los personajes

- por último, utilizo los paréntesis, para indicar las supresiones, y, los corchetes, para las adiciones. En nota, justifico los cambios realizados, y aclaro los pasajes que presentan dificultades lingüísticas o culturales.

 


BIBLIOGRAFÍA Y SIGLAS

 

(Dicc. Aut.) REAL ACADEMIA ESPAÑOL : Diccionario de Autoridad, Editorial Gregos, Madrid, 1979

(M.M.) MOLINER, María : Diccionario de uso del español, Tomos I y II, Editorial Gregos, Madrid, 1988

(R.A.) REAL ACADEMIA ESPAÑOL : Diccionario de la lengua española, Ediciones Espasa, Madrid, 2001

COVARRUBIAS, S. : Tesoro de la lengua castellana o española, Ediciones Turner, Madrid, 1611

COROMINAS, J. : Diccionario crítico etimológico de la lengua castellana, Editorial Gregos, Madrid, 1954

ABADÍA DE MAREDSOUS : Diccionario enciclopédico de la Biblia, Editorial Herde, Barcelona, 1993

AGHION, I., BARBILLON, C., LISSARRAGUE, F. : Héroes y dioses de la antigüedad, Alianza Editorial, Madrid, 1997

CÍRCULO DE LECTORES : Atlas universal, Editorial Labor, Barcelona, 1970.

 

Autora: Gloria de Carvalho (Univ. València)