Urrutia, José Luis

Los demonios de la guarda

Tafalla, Txapalarta, 2004

José Luis Urrutia nació en Bilbao en el año 1958. Ha colaborado en varias revistas literarias y es miembro de la Agrupación Literaria El Candil, de Basauri.

Sangre enamorada (1981) La historia de Elías de Aldama (2001) Los caminos de Elías (2002) Tan lejos de Ayala (2003) Los demonios de la guarda (2004) Ignacio, los años de la espada (2005) La sombra de Lanzuri (2006)

En el año 1471, Pedro Manrique de Lara reúne a los desterrados Pedro de Abendaño y Juan Alonso de Mújica para animarlos a olvidar sus diferencias y a luchar contra el conde de Haro, nombrado virrey por Enrique IV. Con la llegada de Alonso de Mújica al valle de Aramaiona, reviven los miedos de la familia Saola, que sufrió el ajusticiamiento del abuelo a manos del temible banderizo. Es por ello que Juantxo partirá hacia la torre de Butrón para asesinarlo y liberar a su familia, pero acabará perdonándole la vida: a pesar de los desmanes de los linajes, las tierras de los suyos mantienen la identidad, cosa que no ocurrirá si el conde triunfa. Ya todo está preparado para la batalla de Munguía.

Novela histórica

<p>&nbsp;</p><p>ENR&Iacute;QUEZ DE CASTILLO, Diego, Cr&oacute;nica del Rey D. Enrique el Quarto de este nombre, en la imprenta de D. Antonio de Sancha, Madrid, 1787.<br />DE VALERA, Diego, Memorial de diversas haza&ntilde;as, Espasa Calpe, Madrid, 1941.<br />DE PALENCIA, Alonso (en lat&iacute;n) / PAZ Y MELIA, A. (traducci&oacute;n castellana), Cr&oacute;nica de Enrique IV, tipograf&iacute;a de la Revista de Archivos, 1904-1908, volumen II, Madrid.<br />AROCENA, Ignacio, O&ntilde;acinos y gambo&iacute;nos: introducci&oacute;n al estudio de la Guerra de Bandos, ed. G&oacute;mez, Pamplona, 1959.<br />ELEJALDE PLAZAOLA, Jes&uacute;s M.&ordf;, Ayer y hoy del valle de Aramaiona, Diputaci&oacute;n Foral de &Aacute;lava, 1989.<br />LABAYRU, Historia general del Se&ntilde;or&iacute;o de Bizcaya, La Gran Enciclopedia Vasca (tomo III, cap. VII), Bilbao, 1968.<br />MART&Iacute;N, M.&ordf; &Aacute;ngeles / BAZ&Aacute;N, I&ntilde;aki, colecci&oacute;n documental de la Cuadrilla Alavesa de Zuia: I Archivo Municipal de Aramaio (transcripci&oacute;n), Eusko Ikaskuntza=Sociedad de Estudios Vascos, Donostia, 1999.<br />DE ARALAR, Jos&eacute;, La victoria de Mungu&iacute;a y la reconciliaci&oacute;n de O&ntilde;acinos y Ganboinos, Editorial Vasca Ekin, Buenos Aires, 1949.<br />CANTERA BURGOS, Francisco, Alvar Garc&iacute;a de Santa Mar&iacute;a y su familia de conversos. Historia de la juder&iacute;a de Burgos y de sus conversos m&aacute;s egregios, Instituto Arias Montano, Madrid, 1952.<br />LARREA BEOBIDE, &Aacute;ngel, Estudio hist&oacute;rico-art&iacute;stico de Igorre (monograf&iacute;as de pueblos de Bizkaia), Bizkaiko Foru Aldundia-Kultura Saila, 1993.<br />PALIZA MONDUATE, Maite, El castillo de Butr&oacute;n: un episodio del romanticismo, Estudios Arriaga, 1992.</p><p>&nbsp;</p>

Batalla de Munguía Banderizos vascos (nacionalismo)

Prólogo en el que se narra la llegada del conde de Haro como virrey a tierras de Vizcaya y el destierro de Pedro de Abendaño y Juan Alonso de Mújica, en la Crónica del rey D. Enrique el Quarto de este nombre, de Diego Enríquez del Castillo. Epílogo en el que se narra el desarrollo y consecuencias de la Batalla de Munguía en las obras Crónica del rey don Enrique el Quarto de este nombre (de Diego Enríquez del Castillo), Memorial de diversas hazañas (de Diego de Valera), Crónica de Enrique IV (de Alonso de Palencia). Nota final en la que el autor narra las consecuencias de la Batalla de Munguía, explicando que oñacinos y gamboinos ya nunca volvieron a las armas y adjuntando un cantar derivado de la contienda. Se adjunta un apéndice con una relación biográfica de algunos de los personajes históricos de la novela

http://www.deia.com/es/impresa/2005/04/19/gipuzkoa/gipuzkoa/107223.php http://www.bizkaia.net/Home2/Noticias/Contenido_Noticia.asp?Not_Codigo=1045&Idioma=CA

Pedro Manrique de Lara

El conde de Treviño es consciente de que la alianza con los banderizos es su gran baza para oponerse al conde de Haro, pues su carácter aguerrido será fundamental en la batalla. Manrique detesta al conde, pero aún más a su mujer, que tuvo la osadía de humillarlo tiempo atrás. Diseñará la estrategia de combate confiado en el conocimiento que tiene del de Haro, pero no saldrá tan bien como imaginaba.

Juan Alonso de Mújica

El líder de los oñacinos aún arrastra el dolor por la muerte de su padre, y es descrito como un hombre iracundo, violento y despiadado, capaz de aterrar a sus vasallos con su sola presencia, de ajusticiar a todo aquél que suponga la más mínima oposición y de tomar a cuantas mujeres le venga en gana. Lo que ignora Alonso de Mújica es que su vida estuvo en manos de un jovenzuelo...

Pedro de Abendaño

El jefe del bando gamboino es presentado como un hombre arbitrario y violento, incapaz de olvidar el dolor provocado por la muerte de su hijo a manos de los oñacinos. A pesar de sus continuos reparos para la alianza y su decaimiento, llegará a comprender que quizá la unión de las familias sea necesaria, y entre él y alonso de Mújica se establecerá cierta complicidad antes de la batalla.

Álvaro de Cartagena

El alcaide Burgos y consejero del conde de Haro será requerido para la batalla, y se mostrará nervioso e inquieto. Un inexplicable presentimiento le lleva a aconsejar al conde que busque una solución menos violenta al conflicto, recordándole la diplomacia del antiguo conde. Sin embargo, el valor no le faltará a al consejero, y acudirá a la batalla en la que morirá libre de cualquier corazonada.

Pedro Fernández de Velasco

El conde de Haro es presentado como un hombre soberbio y altivo que detesta ser comparado con la grandeza que adquirió su padre. Fernández de Velasco pretende acabar definitivamente con los banderizos, arrasar sus tierras y heredades y hacerse con el control de Vizcaya. Seguro de sus posibilidades, se permite incluso ser irónico con aquellos que muestran reticencias hacia la expedición.

Mencia de Mendoza

La condesa de Haro es presentada como una mujer de coraje, que, en ropas de soldado, se dispone a liderar a sus tropas en la incursión en las tierras del norte, contraviniendo así la prudente opinión de sus consejeros. Sin embargo, Mencia, orgullosa de su estirpe y considerada por su marido como “su primer capitán”, tendrá que huir en presurosa retirada tras la emboscada de las Encartaciones.

Enrique IV

El rey, confiado con la expedición del conde de Haro, pronto se verá contrariado por los primeros fracasos. Irritado por las noticias que le llegan y apesadumbrado porque sus consejeros lo exhortan a acudir a Vizcaya, el rey recuerda con pavor y espanto el viaje realizado a aquellas tierras 14 años antes. Enrique se siente como un rey de paja, un fantoche en manos de nobles que ostentan el verdadero poder.

Fortún Ziarrusta

Hijo de uno de los más fieles vasallos de Pedro de Abendaño. Fortún es un hombre meditabundo y reflexivo, pero a la par enérgico, que gracias a la última volunta de su padre nunca ha tomado las armas por su señor, pero que con sus palabras y consejos es capaz de sosegar los ánimos del banderizo. Fortún, aunque percibe la turbación de su señor, ve con buenos ojos la alianza entre los dos enemigos seculares.

Zezena

Viejo y enorme vasallo de Juan Alonso de Mújica en la torre de Butrón, donde conocerá a Juantxo. Guerrero en innumerables batallas en el bando oñacino, Zezena es consciente de que el mundo que le rodea está transformándose, y sabe que, a pesar de los desmanes de los banderizos, su pueblo ha podido mantener su identidad y sus fueros, cosa que no ocurrirá si se someten al rey y al conde de Haro.

Juantxo de Saola

Muchacho del valle de Aramaiona que, airado por el miedo que su familia muestra ante los abusos de Alonso de Mújica y enterado de que el banderizo ajustició a su abuelo, decide ponerse bajo sus órdenes para asesinarlo. La vida del jefe oñacino estará en sus manos dos veces, pero las palabras de Zezena le impedirán culminar sus propósitos: mejor en manos de los banderizos que los extranjeros.

Antonio Huertas Morales
Marta Haro Cortés
Proyecto Parnaseo (1996-2018)
FFI2014–51781-P