Velasco, Manuel

Nacido en Vinland

Madrid, Entrelíneas, 2004

Manuel Velasco nació en La Mancha en el año 1955. Es escritor y fotógrafo y ha publicado unos doscientos reportajes que relacionan los viajes y la historia en revistas especializadas de España, México, Portugal y Alemania.

La tierra de los muertos (2002) La saga de Yago (2003) Nacido en Vinland (2004) Erik el Rojo (2006)

Snorri, nieto de Erik el Rojo y el único muchacho nacido en las tierras de Vinland, se dispone a narrar las gestas de los intrépidos vikingos nórdicos. Sus palabras se trasladan así a los viajes emprendidos por Erik Thorvaldsson y su hijo Leif el Afortunado, que cruzó el Atlántico para instalarse en las lejanas costas canadienses, así como las peripecias de Egil Skallagrimsson, guerrero enemistado con los reyes que llegó a combatir en Inglaterra y a componer obras conmovedoras. Se adjunta además el cuento de Sigurd, el nieto de Odín que no conocía el miedo.

Historia novelada. Relato mítico-literario

Brujería-Runas Descubrimiento de Vinland-Mundo vikingo Religiones nórdicas-Mitología

Prólogo: «Gracias a las sagas que trascribieron los islandeses de su tradición oral a partir del siglo XIII, podemos conocer la vida de algunos personajes que hicieron algo suficientemente relevante como para que mereciese pasar de boca en boca, primero, y al papel después. La alta alfabetización de Islandia en aquellos tiempos hizo que la escritura y venta de sagas fuese un gran negocio, llegando a haber monasterios donde se hacían turnos para lograr cubrir la gran demanda de libros. Al no existir esas condiciones culturales en los demás países nórdicos, las sagas noruegas, suecas y danesas están prácticamente perdidas. Según nos cuentan dos de estos libros (La Saga de los Groenlandeses y La Saga de Erik el Rojo), en el año 1000, Leif Eriksson llegó a una tierra desconocida, a la que puso el nombre de Vinland. Aquella Vinland era parte de lo que hoy llamamos Norteamérica, concretamente Canadá, donde L'Anse aux Meadows, en la isla Newfoundland, cerca de la península de Labrador, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad, por la UNESCO. Siguiendo la ruta abierta por Leif Eriksson, llegaron otras expediciones, pero ninguna se estableció definitivamente en aquella nueva tierra, que, con el tiempo, incluso fue olvidada. Pero, en uno de aquellos viajes, nació un niño llamado Snorri. Mientras me documentaba para mis anteriores libros (La Saga de Yago y Tras las huellas de los vikingos), me pregunté en repetidas ocasiones qué tipo de vida habría tenido aquel Snorri, de qué manera le marcó ser el único niño nacido en aquellas tierras atractivas y enigmáticas, cómo lo verían los demás. Y, sobre todo, cómo contaría él mismo la historia de aquellos viajes. Esta historia que el lector tiene en las manos es la respuesta que yo he puesto en la boca del Snorri que se gestó en mi imaginación durante años, basándome en las sagas anteriormente citadas mas lo que conozco sobre la vida cotidiana de los vikingos o los detalles históricos de aquella época. Normalmente, las sagas vikingas narran la historia de una manera muy esquemática, sin apenas rasgos emocionales y con un lenguaje que, hoy en día, puede resultar un tanto árido. Por eso, conservando el tono oral común a todas las sagas, he tratado de que los personajes también tengan una vida interior y unos rasgos que las historias originales no reflejan, así como ciertos datos históricos que un narrador posterior, como es el caso de Snorri, sí podría conocer. En la segunda parte, el mismo Snorri nos contará su versión de la historia de Egil Skallagrimsson, la más popular de las sagas islandesas. Este personaje fue un gran poeta, posiblemente el mejor que nunca hubiese en Islandia, tierra por antonomasia de poetas en los tiempos vikingos. Su obra La pérdida irreparable del hijo, que compuso al morir su primogénito, es una de las cumbres de la poesía medieval europea. Además de ser hijo de uno de los pioneros llegados a Islandia, intervino de manera activa en la historia de Noruega e Inglaterra, además de vivir infinidad de aventuras por las costas del mar Báltico y Dinamarca. La Saga de Egil Skallagrimsson fue transcrita por Snorri Sturluson, escritor, político y uno de los personajes más relevantes de la Islandia del siglo XIII. También escribió las Eddas, que son la mejor fuente de datos sobre historia, vida, costumbres y mitología de los pueblos nórdicos. En esta parte he adaptado la saga, limando asperezas y reduciendo o eliminando algunos sucesos que se apartaban de la historia y paraban la acción. Y todo ello manteniendo el tono de narración que el Snorri nacido en Vinland muestra en la primera parte, con su peculiaridad de ser un joven post-vikingo cristiano que cuenta hechos de sus antepasados paganos, pero sin renegar de ellos. Por supuesto, no es mi intención mejorar lo que los vikingos nos legaron, sino hacerlo más asequible a un público separado de aquellos tiempos por el abismo de un milenio. Sugiero al lector que, al acabar este libro, lea las sagas originales. Finalmente, Sangre de Dragón es un cuento basado en Sigurd, uno de los héroes míticos de los vikingos, cuya vida se cuenta en la Saga de los Volsung, versión vikinga del Anillo de los Nibelungos». Autor con diversas publicaciones ensayísticas-científicas: Breve historia de los vikingos, Breve historia de los celtas, Tras las huellas de los vikingos, etc. Glosario Fotografías Prólogo contextual y estilístico

Snorri

Hijo de Gudrid, sobrino de Leif Eriksson y nieto de Erik el Rojo. Snorri, conocido como el Vínlandsbarnid, es el único niño nacido en las tierras de Vinland, fruto de las expediciones de su familia en aquellas tierras. Los nativos de Vinland, los skraeling, siempre parecerán mostrar un respeto y trato especiales para aquel niño nacido en su tierra que ahora se dispone a narrar las gestas que ha escuchado.

Erik Thorvaldsson (el Rojo):

Del famoso vikingo se narran los orígenes de su familia como desterrados, condición también sufrida por el propio Erik. El vikingo supo aprovechar el desencanto y las ilusiones de otros hombres de valor como él para lanzarse al mar y buscar nuevas oportunidades, por lo que muy pronto llegó a ser una leyenda para los nórdicos.

Leif Eriksson

El hijo de Erik el Rojo aparece en la obra como un hombre apesadumbrado por la fama del padre. Leif, a quien no lo faltan agallas, quiere reafirmar su valor realizando sus propias gestas, y por ello decide seguir la ruta de Biarin Herjolfsson. Aunque logrará ser un buen líder para los suyos, tendrá que soportar la tristeza cometida por los desmanes de su hermanastra.

Egil Skallagrimsson

El guerrero y poeta islandés es presentado como un hombre horrendo y descomunal, caracterizado desde su niñez por una personalidad inquieta y una infinita sed de aventuras. Egil es un hombre capaz de cometer las mayores atrocidades y gestas con la espada, pero también de componer los versos más bellos cuando el dolor llega a su corazón o para elogiar a sus señores y amigos.

Gudrid

Madre de Snorri y viuda de Thorstein, el tercer hijo de Erik el rojo. Grudrid fue encontrada y rescatada, junto con otros náufragos, en un arrecife noruego. Tras la muerte de Thorstein, se casará con el Karlsefni, hermano de sangre de Leif y se mostrará siempre como una persona prudente. Después de una estancia en Vinland, todos los que participaron en la travesía murieron, pero Gudrid salvó la vida.

Arinbjorn

Amigo de Egil, que pasó algún tiempo en la granja de su padre Thorir. Ante las continuas amenazas y problemas con la familia real, Arinbjorn será un amigo fiel y prudente siempre dispuesto a prestar ayuda a, ya sea económica o personal, de modo que llegará a interceder ante los propios monarcas para que perdonen la vida a su amigo. Llegó a ser consejero del rey Harald y a inspirar agradecidos poemas de Egil.

Freydis

Hija menor de Erik el Rojo y hermanastra de Leif Eriksson. Freydis aparece descrita como una mujer artera capaz de instigar disputas y los más virulentos odios. Será ella quien intente dañar la fama de Gudrid, difundiendo rumores su dominio de la brujería. Fruto de sus calumnias será el injusto asesinato de un grupo de expedicionarios islandeses en Vinland, hecho que, una vez descubierto, forzará a Leif a desterrarla.

Gunnhild

La reina noruega es presentada como una mujer experta en las artimañas cortesanas y los bebedizos mortales. Intentará asesinar a Egil en varias ocasiones, pero, aunque llegue incluso a arremeter contra las leyes imperantes en Noruega, no logrará acabar con la vida del poeta guerrero. Egil mató a su hermano Eyvind y a su cuñado Onund, por lo que tendrá que estar siempre atento a una posible venganza.

Thorolf

Hermano mayor de Egil. Thorolf será el compañero fiel de los viajes de Egil, y tendrá tiempo de demostrar su valor y su destreza con las armas. Aunque más prudente y mesurado que su hermano, su sensatez no podrá imperar cuando Egil muestre su mirada temible y decidida. Morirá luchando junto al rey inglés Ethelstan, provocando la tristeza del Egil y una de sus bellas composiciones.

Odin

El dios nórdico, bajo el aspecto de un viajero vagabundo, sale al encuentro de Regin pidiéndole hospitalidad. Regin, soberbio, no querrá fiarse del que cree un humano, y decidirá jugar con él a un peligroso duelo de preguntas en el cual, quien pierda, deberá morir. Es así como Odín revela su verdadera identidad, y a pesar de vencer decide dejar con vida a Regin para que sea Sigurd quien lo mate.

Sigurd

Nieto de Odín. Sigurd fue abandonado tras su nacimiento, e ignora sus raíces, pero es el joven más fuerte conocido, capaz de destrozar cualquier espada convencional. Sigurd fue criado por el enano Regin, pero desea escapar de la cueva donde ha trascurrido su vida para acometer emocionantes aventuras. No conocer el miedo le llevará a enfrentarse a un dragón, a salvar a una walkiria y a reparar la espada Nothung.

Regin

Enano herrero. Regin cuidará de Sigurd para servirse de su fortaleza: pretende que el joven acabe con la vida de Farnir, convertido en dragón, para arrebatarle el tesoro que esconde. No obstante, Regin no logra forjar una espada digna del brazo de Sigurd. Cuando el joven logre matar a Farnir, los pájaros le informarán de las intenciones del enano, y Sigurd le cortará la cabeza.

Antonio Huertas Morales
Marta Haro Cortés
Proyecto Parnaseo (1996-2018)
FFI2014–51781-P