Puértolas, Soledad

La rosa de plata

Madrid, Espasa Calpe, 1999

Soledad Puértolas nació en Zaragoza en el año 1947. Inició sus estudios de Ciencias Políticas en Madrid, carrera que tuvo que abandonar por motivos políticos. Se trasladó a Bilbao para estudiar Ciencias Económicas pero no terminó la carrera. Finalmente estudió periodismo y obtuvo un M.A. en Lengua y Literatura Española y Portuguesa por la Universidad de California. Desde joven se ha dedicado por entero a la literatura y al periodismo como colaboradora de opinión y literatura.

El recorrido de los animales (1975) El bandido doblemente armado (1979) Premio Sésamo de novela Una enfermedad moral (1982) A través de las ondas (1982) La sombra de una noche (1986) Burdeos (1986) Todos mienten (1988) Queda la noche (1989) Premio Planeta Días del arenal (1992) La corriente del golfo (1993) Si al atardecer llegara el mensajero (1995) La hija predilecta (1996) Una vida inesperada (1997) Gente que vino a mi boda (1998) El cuarto secreto (1998) La señora Berg (1999) La rosa de plata (1999) Un poeta en la piscina (1999) La carta desde el refugio (1999) Adiós a las novias (2000) Con mi madre (2001) Pisando jardines (2002) Ausencia (2005) Historia de un abrigo (2005)

Con los caballeros de la Mesa Redonda enfrascados en la búsqueda del Grial y Lanzarote y Ginebra lejos, Merlín y Arturo deben enfrentarse a uno de los desmanes del hada Morgana. Celosa por Accalon de Gaula, la hechicera ha encerrado en su castillo a las siete doncellas más ricas y apuestas de los alrededores, y Arturo y Merlín deciden organizar justas cuyos vencedores se convertirán en los rescatadores de las damas. Uno a uno, los caballeros se tendrán que enfrentar a la magia de Morgana para rescatar a las desdichadas doncellas, teniendo como ayuda la magia de Merlín y las apariciones de Nimué. Tras muchas peripecias, la treta de Morgana acabará en fracaso, pero el lance ha evidenciado la soledad del rey Arturo, que decide ir en pos de Lanzarote y Ginebra, las dos personas más importantes de su vida. Y aunque el caballero del lago acabe sus días como ermitaño y Ginebra no se resista a abandonarlo del todo, el rey Arturo recuperará parte de la alegría que la lejanía de ambos le había llevado al reino.

Ciclo artúrico

ROMON, Eugénie, «Vers une mythologie arthurienne au féminin: La Rosa de Plata de Soledad Puértolas» en L'insistante/ La insistente, ed. Michèle Ramond, Adhel, México, 2008, pp. 279-285. http://www.elcultural.es/Historico_articulo.asp?c=14914 http://www.elcultural.es/Historico_articulo.asp?c=15524 http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/14914/La_rosa_de_plata http://www.elcultural.es/version_papel/LETRAS/15524/Soledad_Puertolas

Arturo

El rey Arturo es presentado como un hombre melancólico, solo en el trono, que se lamenta por haber alejado de su persona a Ginebra y a Lancelot, los seres más importantes de su vida. Así mismo, se muestra preocupado por lo amores de Merlín con Nimué, pues sabe que un mal final le espera al mejor de sus consejeros. Al final de la aventura, decidirá que su esposa y Lancelot deben regresar junto a él.

Merlín

El que fue fiel consejero en tiempos de guerra y de paz para el rey Arturo se halla desconocido. Atrapado por el amor de Nimué, Merlín ignora las advertencias y los consejos que le dan sus allegados. El viejo mago ha decidido, tal como lo hizo Arturo, entregarse a su destino y no oponerse a él, a pesar de que es conocedor de los días de vergüenza y deshonra que le esperan.

Morgana

La discípula de Merlín es descrita como una mujer vengativa y soberbia que abusa de la magia que aprendió y que gusta de los varones jóvenes. Sus celos por las jovencitas que han osado a dirigirse a su amado Accalon de Gaula son los que han provocado su ira, a pesar de que ella no se da cuenta de que también ha caído en las garras de la influencia de Accalon, que no la ama.

Ginebra

El amor irrealizable que la reina siente por Lanzarote y la traición consumada sobre Arturo la llevarán a ingresar en la cartuja de de nuestra señora de la paciencia, donde se entregará a episodios de misticismo y de dolor físico que laven el pecado cometido.

Nimué

La discípula de Merlín es presentada como una muchacha indolente que aprovecha el amor que siente Merlín hacia ella para humillarlo y ser partícipe de todos sus secretos mágicos, aunque siempre sin dejar que el viejo magia pueda gozar de ella. Nimué prestará su ayuda a las doncellas secuestradas para así poder medirse con Morgana, la antigua pupila de Merlín.

Estragón

Enano a las órdenes de Morgana. A pesar de la fidelidad debida a la hechicera, Estragón pronto simpatizará con las doncellas y con sus rescatadores, a los que ayudará para que gocen de la libertad. Estragón, a pesar de sus defectos físicos, ama noblemente a Bellador, y será capaz de lograr que la doncella del gran sufrimiento sonría.

Seleno

Guardián de las mazmorras donde se hallan encerradas las siete doncellas. Seleno, cautivado por la voz de Bess, se servirá de la doncella cantarina para escribir un bello romance de alabanza a Morgana, pero será degradado de su puesto y ayudará a las doncellas. Será él quien parta en ayuda del caballero bermejo para que pueda liberar a la muchacha correspondiente.

Bellador

Una de las siete doncellas secuestradas por Morgana. Bellador es la muchacha del gran sufrimiento, cuya vida es inseparable de las lágrimas. A pesar de su elevado origen, Bellador caerá rendida a los pies de Estragón, que tanto la amó, y renunciará a sus derechos para iniciar una vida amable junto con el enano que tanto colaboró en su rescate y el de las otras cautivas.

Findia

Doncella secuestrada por Morgana. Findia es una muchacha capaz de tener recuerdos, por lo que ha desarrollado de modo singular su capacidad imaginativa. Será rescatada por el caballero plateado.

Alisa

Doncella capaz de hablar con el viento. Alisa otra de las muchachas cautivas en las mazmorras de Morgana, se caracteriza por la sabiduría que el viento, en sus conversaciones, le proporcionó sobre lugares y gentes lejanos y misteriosos. Alisa fue tomada por loca porque prefirió la compañía del viento a la de las personas que la rodeaban.

Alicantina

Hija de la reina Safir y una de las doncellas secuestradas. Alicantina es una doncella desgraciada porque Merlín, a petición de su madre, arrojó un conjuro sobre ella que le impide poder verse por fuera. Será liberada por el caballero verde gracias a la intercesión de Merlín, que se siente responsable del sufrimiento que su conjuro ha causado a Alicantina.

Delia

Cautiva de Morgana, Delia es la doncella orgullosa y bella. Delia cree que Minué debe ayudarla porque le debe favores, pero su orgullo se verá empañado cuando sea rescatada por el caballero dorado, que llegará al castillo de Morgana tras un largo peregrinaje en el que gozará de multitud de mujeres, convirtiendo a Delia en una más de sus amantes.

Naromi

Otra de las doncellas secuestradas por Morgana. Naromí es la muchacha del sueño infinito, y será el caballero blanco quien la libere de su cautiverio.

Galinda

Pastora que se convirtió en confidente de Lanzarote y que ayudó al caballero a soportar su dolor. Galinda le propuso a Lanzarote huir a algún lugar lejano, pero fue convertida en estatua. Merlín la liberará de su conjuro, y Arturo le pedirá que vaya en busca de Lanzarote para que vuelva a ocupar su lugar en la corte real.

Antonio Huertas Morales
Marta Haro Cortés
Proyecto Parnaseo (1996-2018)
FFI2014–51781-P