Márquez de la Plata, Vicenta María

El eunuco del rey

Barcelona, Ediciones B, 2007

Vicenta María Márquez de la Plata nació en Madrid y es historiadora especializada en temas medievales, diplomada superior en genealogía, heráldica y nobiliaria por el Instituto Salazar y Castro (CSIC), y ha sido también profesora invitada de la Universidad Moderna de Lisboa y profesora de la cátedra Marqués de Ciadoncha (Madrid).

El eunuco del rey (2007)

En el año 1035, Sancho III Garcés es asesinado por un vecino de Campomanes, pueblo que será arrasado sin misericordia. Una de sus escasas supervivientes será Alexania, La Coruxa, extraña mujer que permanecerá al lado de todos los personajes reales hasta que se cumpla su misión: propiciar la muerte de todos los seres queridos del rey que, por su altanería, acabó desatando la sangría de Campomanes. Su vida en la corte transcurre al lado de la de otro personaje particular: se trata de Doroteo, el eunuco del rey García III Sánchez. Doroteo, educado desde la infancia al lado de los hijos de doña Maior, se convirtió en el mejor amigo de García, a pesar del escaso respeto que el rey mostró a su condición de eunuco. Por su prodigiosa memoria, capaz de retener todo aquello que se dice en su presencia, Doroteo es además un espía imprescindible en la Corte. Los tres hijos del rey Sancho Garcés, una vez se hagan en el poder, se verán inmersos en rencillas y ambiciones personales, y en todas ellas estará presente Doroteo, quien narra la historia de aquellos tiempos. El eunuco, a pesar de su condición y de su incapacidad para el amor físico, hallará en Julita la felicidad que siempre le creyó vetada, y formará junto a ella algo parecido a una familia. No obstante, su pasión por los libros le llevará, junto a don Alvito, a tierras francesas. Allí conocerán al abad de Cluny y la reforma que se pretende expandir a territorios peninsulares, inaceptable para el carácter bondadoso de don Alvito. A su vuelta, la felicidad de Dotoreo habrá sido truncada: don García, incapaz de comprender lo que el eunuco siente por Julita y atraído por la belleza de la muchacha, la requerirá para que se convierta en su concubina. La ira de Doroteo estallará, y el eunuco prometerá no dejar con vida al autor de su desgracia. Tras enviar a Julita a Toledo con la esperanza de no verla más, la vida de Doroteo se convertirá en un continuo deambular y peregrinaje, hasta que vuelva a la vida cortesana para poder tramar su venganza. Doroteo luchará incluso al lado de los musulmanes, deseoso de perpetrar la muerte del rey, pero cuando llegue la hora de García, no será su lanza la que se estrelle contra el pecho del rey. Un extraño personaje ha lanzado la flecha que ha provocado la muerte del visionario García, tal como ocurrió ya con su hermano Gonzalo. Uno a uno, La Coruxa ha estado presente en todas las muertes de los allegados de Sancho García, que antes de dejar la vida ven asombrados y sonrientes las palomas de Santa Comba. Los últimos en dejar este mundo serán doña Maior y don Fernando, que mostraron piedad con la partera: ella morirá en Oña y don Fernando durante el cerco de Valencia. Acaba así una tares que empezó muchos antes, y que coincide también con la marcha de Doroteo: el eunuco quiere buscar el perdón de Julita y volver a mecerse en la felicidad de sus brazos.

Memorias Historia novelada

Intrigas palaciegas El libro medieval (composición, miniado, scriptorium, etc.) Magia-brujería-oráculos Apariciones del rey García III-Leyenda de la tumba de San Isidoro

Contraportada: «Además de conferencias especializadas, ha publicado diversos libros sobre temas históricos como (...) Reinas medievales españolas, 2001 (...), Historias y cuentos medievales, 2006 (...). Actualmente, doña Vicenta María Márquez de la Plata ha abandonado la enseñanza y se dedica por entero a la investigación histórica y a escribir libros sobre sus hallazgos y conclusiones». Cuadro genealógico de la familia de Sancho el Mayor Mapa de España antes de Sancho III Mapa de España después de Sancho III

Doroteo

Esclavo de los países del este que, por sus dotes intelectuales y por su prodigiosa memoria, fue castrado para servir a los reyes. Desde pequeño fue criado junto a los hijos de Sancho Garcés y se convirtió en el mejor amigo de García III. A pesar de su condición de eunuco, sentirá el amor en los brazos de Julita, e intentará vengarse del rey dándole muerte, aunque sin conseguirlo. Finalmente marchará a Toledo a buscar a La Bermeja para empezar, sea como sea, una nueva vida con ella.

Sancho III Garcés

El rey es descrito como un hombre violento, temerario e impulsivo. Se narra el episodio de su muerte en Campomanes, donde mandará asaetear cruelmente a un vasallo de Bernudo. El hermano del muerto se encargará de matar al rey, pero luego todo Campomanes será arrasado. Alexia se salvará, pero con la promesa de procurar la muerte a todos los seres queridos del rey.

García III Sánchez

El rey pamplonés es presentado como un hombre engreído que se considera como el único capaz de ostentar el honor de la realeza. Su afición desmesurada a las mujeres le lleva a traicionar a Doroteo, y a ganarse el odio de sus vasallos, que intentarán asesinarlo en Atapuerca. Morirá en batalla, alcanzado por una misteriosa flecha y también con la visión última de las palomas de Santa Comba.

Maior

La mujer de Sancho III es presentada como una mujer majestuosa y de férrea voluntad. Su experiencia como reina la lleva a conocer todos los entresijos de la corte y a controlar una importante red de espionaje. Acogió a Doroteo como a un hijo más y lo educó como tal. Su benevolencia con Alexania motivará que sea la última en morir: lo hará plácidamente en su retiro en el monasterio de Oña, ya casi senil.

Ramiro I

El rey aragonés es descrito como un hombre piadoso, aclamado por su pueblo como rey tanto a la muerte de Sancho III como de su hermano Gonzalo. Su obsesión por tener descendientes le llevará al concubinato e incluso a la guerra contra García, pues pretendía ganar unas tierras que dar a su hijo natural. La muerte de Ermesinda lo llevará al borde de la locura, hasta que una flecha misteriosa le arrebate la vida en Graus.

Suleymán ben Muhamad ben Hud

El rey musulmán es un hombre ambicioso y cruel pero sumamente inteligente. Nunca olvidará las afrentas que sobre él cometieron los cristianos, a los que fue entregado como rehén y seguro del cobro de las parias, y si por él fuera acabaría con la vida de todos. Llegará incluso a enamorarse de Ermesinda y a participar como aliado cristiano en algunas batallas.

Gonzalo Sánchez

El hijo menor de Sancho III es presentado como un joven despreocupado, ingenuo, poco ambicioso y desvinculado de cualquier interés político. Sus placeres son la caza y los oráculos, por lo que Fernando le entregará a Alexania. Un día, el joven se prendará de la Zurita, una dama espectral, y aparecerá misteriosamente asesinado: Alexania lo eligió el primero.

Fernando I

El rey no cejará en sus intentos de ganarse el respeto y el apoyo de los leoneses, evitando así el error en el caerá su padre. Fernando procura siempre evitar cualquier derramamiento de sangre, mediante pactos o solucionando los conflictos con duelos a primera sangre, aunque una treta de García casi acabe con su vida, salvada por la providencial ayuda de Doroteo. Será él el primer dueño de Alexania.

Ermesinda

La hija del conde de Bigorre es descrita como una mujer pícara y deslenguada que usará sus tretas para enamorar a Ramiro, con quien su padre pretende casarla. Ambos iniciarán un matrimonio feliz, hasta que la falta de hijos lleve a Ramiro a buscar una concubina y se desaten los celos punzantes de Ermesinda. Pero pronto quedará embarazada con frecuencia, hasta que uno de sus partos le provoque la muerte.

Julita, la Bermeja

Muchacha de pelo rojizo que fue forzada por un joven y quedó embarazada. Don Alvito le buscará un trabajo en la corte donde rehacer su vida, y allí conocerá a Doroteo, del que se enamorará y junto al que aprenderá las artes de la iluminación. Ambos formarán una extraña familia hasta que, requerida sexualmente por don García, sea abandonada por Doroteo. Tendrá que marchar a Toledo.

Alvito

El que llegará a ser abad de Sahaún es descrito como un hombre piadoso, venerado por el pueblo y dedicado a ayudar a sus semejantes. Su modestia y humildad lo llevan a rechazar los cargos para los que es propuesto. Viajará hasta Francia para conocer los pilares de la reforma cluniacense, y se negará a apoyar su extensión en reinos peninsulares por su rigidez. Se narra su visión de la tumba de Isodoro.

Alexania

Vieja partera, curandera y maga de Campomanes, también conocida como La Coruxa. Tras la caída de la ciudad, se ofrecerá a don Fernando como esclava y llegará a embalsamar el cuerpo de Sancho Garcés. Fiel devota de Santa Comba, Alexania sólo tiene una misión, que irá cumpliendo a lo largo de su dilatada vida: procurar la muerte de todos los seres queridos de Sancho.

Bermudo III

El rey-emperador aparece como un hombre ultrajado que reivindica las tierras conquistadas por el rey Sancho III, que además comete la osadía de denominarse emperador. Gracias a Alexania, podrá ver colmada su ilusión de otorgar un heredero al reino, pero la muerte de la reina y el niño le harán perder el juicio, por lo que emprenderá la guerra contra Fernando. Tras ver las palomas de Santa Comba, se unirá feliz a su esposa.

Yusuf ben Yusuf

Quien pudo ser rey musulmán es presentado como un hombre sabio y amante de la cultura y de los libros. Cuando quede ciego, trabará una buena amistad con Doroteo, quien se prestará a leer para él y a recitarle hermosas obra. Permanecerá en su vejez al lado de don Alvito, encargado de ser el maestro de libros de Sahagún. A pesar de querer su anonimato, para algunos será honrado y venerado como auténtico rey.

Antonio Huertas Morales
Marta Haro Cortés
Proyecto Parnaseo (1996-2018)
FFI2014–51781-P